En el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque, se estrenó la obra «La casa de Betty» de Duane Cochran. Un cuarteto baila de espaldas, son cuatro figuras a media luz, apenas podemos apreciarlos, se trata de una danza contenida, completamente individual y emocional que define la personalidad de cada personaje. Seis minutos después se descubre una habitación llena de objetos que los bailarines exploran y analizan. Es aquí donde el trabajo teatral comienza a asomarse. Esta pieza está basada en en la pintura, «La Casa de Betty» de Rafael Zamarripa, por esa razón la monumental escenografía. Son cinco habitaciones en las que se desarrolla el drama de vida de los personajes mientras pasan de una habitación a otra. La mayor parte de la obra transcurre en lo contemporáneo, pero al pasar al tema de la fiesta y los excesos, da un salto en el tiempo hasta la década de los ochentas. El tema central de esta coreografía es la búsqueda del verdadero yo, y el miedo a encontrarlo. Así, los personajes terminan peleando por la máscara que los protege de sus realidades.

«La Casa de Betty» combina la danza contemporánea, el Jazz, el teatro y la poesía, para habitar la escenografía diseñada por el Arquitecto Alejandro Correa.

Bailan: Mitzy Dávalos, Dominga Martínez, Rodolfo Aguilera y Fernando Miranda.

Leave a comment