«Azul», es una puesta en escena que se asemeja mucho a un rompecabezas, cada pieza es , un intérprete, un video, un elemento escenográfico, una luz, efectos visuales e interactivos, en fin, es una mezcla de lenguajes que forman imágenes evocadoras del concepto «Azul». El inicio del espectáculo logra impactar al público con el video de unas caras flotantes proyectadas sobre gasa; estas hablan tanto de las emociones como los sentimientos azules. La coreógrafa se adentra en el inconsciente de nuestra cultura para buscar el significado onírico de este color. No habla de la sangre aristocrática, pero si del frío, de la melancolía, la remembranza, el equilibrio, la pureza, la soledad, las tormentas y un barco que navega entre el azul del mar, el del cielo y es empujado por el viento. Todo es completamente surrealista, sugiere ideas con símbolos como risas de niños jugando, elementos que tienen un significado tan azul como universal. En resumen, «Azul» muestra la cara flemática de la humanidad.
Bailan: Karen Ángel Sosa, Giselle Morgado Landazuri, Ulises Martínez Martínez y Vivian Cruz Juárez.