«El Primer Gesto», Carmen Beuchat y Compañía (Valparaiso, Chile)

por Alejandra Monroy Becerra

He escuchado sobre la inspiración que Carmen Beuchat obtiene de los animales, principalmente de los insectos, de su fascinación por el movimiento orgánico y vital. Hoy después de asistir a ver «El Primer Gesto» me parece que es evidente que se trata de una artista que entiende el lenguaje cósmico, utiliza patrones de movimiento muy cercanos a los de la naturaleza. La música en vivo es la perfecta pareja del movimiento, tiene sonidos que a su vez crean lugares o espacios adecuados para el siguiente movimiento. Esta obra celebra la creación y la continuidad con cuerpos, música y voz. Una pieza minuciosa, tan delicada como enérgica, en la que se transparenta un gran trabajo de investigación del movimiento y amor por el impulso de seguir existiendo; el trabajo de una coreógrafa de arraigo, mucha experiencia y nivel internacional como Carmen Beuchat, resulta ser una digna clausura para esta décimo segunda edición del Festival Danzalborde.